beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

3 Suplementos para apoyar la salud pulmonar

Por Michael Murray, nutricionista

Actualizado el 11 de noviembre de 2020 Publicado en abril de 2017

En este artículo:


Prácticamente todos nosotros damos por sentado la capacidad de tomar una buena bocanada de aire. En particular para aquellos que sufren de sinusitis crónica, asma, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras enfermedades del tracto respiratorio, poder tomar una buena bocanada de aire sin esfuerzo es algo muy apreciado;

‌‌‌‌Causas de problemas respiratorios

Las personas con afecciones respiratorias y pulmonares suelen tener más problemas durante los meses de invierno o cuando han estado expuestas a un mayor nivel de contaminación del aire o de humo. En el invierno, no es solo estar más expuesto a los virus lo que preocupa a los que tienen problemas respiratorios, sino también el respirar más aire seco y caliente reciclado en los interiores. Este aire seca las membranas de las vías respiratorias. Como resultado, el contenido de agua del moco se reduce, haciéndolo más espeso y más difícil de expulsar de las vías respiratorias.

Esta mucosidad espesa y menos funcional se convierte en un caldo de cultivo para los microorganismos, lo que puede aumentar el riesgo de congestión y/o infección de los senos, los bronquios o los pulmones. Los humidificadores pueden ayudar a mantener las vías respiratorias humectadas, pero es fundamental garantizar una hidratación suficiente desde el interior hacia el exterior para que el contenido de agua en el revestimiento de nuestro tracto respiratorio sea el adecuado.

Obviamente, mantenerse bien hidratado consumiendo suficiente agua es importante para mantener la humedad en las vías respiratorias. Además, hay productos naturales seguros y eficaces que pueden mejorar el contenido de humedad de las vías respiratorias. Una mejoría en el contenido de agua de las vías respiratorias desde el interior hacia el exterior conduce a secreciones de moco más sanas y, como resultado, conduce a una respiración más ágil.

‌‌‌‌Nutrientes esenciales para la salud respiratoria

El revestimiento de las vías respiratorias y los pulmones está compuesto por células especializadas y una barrera de moco. Estas células requieren de un suministro constante de nutrientes esenciales para que puedan desempeñar sus funciones principales. No solo cumplen una función estructural de protección contra la contaminación y la infección, sino que estas células también desempeñan una función productora. Estas células producen mucina y otras sustancias protectoras que recubren las vías respiratorias y que son fundamentales para combatir los virus y otros organismos nocivos.

Para asegurar una ingesta adecuada de todos los micronutrientes esenciales críticos para el funcionamiento de estas células, considera la posibilidad de tomar una fórmula de vitaminas y minerales múltiples. Asegúrate de tomar un multivitamínico que proporcione al menos el nivel de ingesta nutricional recomendado para la salud de las células epiteliales de las vías respiratorias y los pulmones;

Específicamente, vitamina  A,  C y   D,  betacaroteno,  vitaminas B,  selenio y   zinc. Estos nutrientes son cruciales para el tracto respiratorio y la salud pulmonar;

Suplementos para el sistema respiratorio

Tres de los productos naturales más útiles que proporcionan un poderoso apoyo a la salud pulmonar y respiratoria son la n-acetilcisteína, el extracto de hiedra y las enzimas de proteasa.

Estos ingredientes pueden ser usados individualmente o combinados para obtener una mayor efectividad;

  • N-acetylcysteínadebe ser utilizada por quienes experimentan dificultades respiratorias o están expuestos a la contaminación del aire o al humo del cigarrillo
  • El extracto de hiedra es útil para quienes experimentan dificultad para respirar debido a la irritación del tracto respiratorio.
  • Las enzimas de proteasa (bromelina y serrapeptasa) son útiles cuando la mucosidad es espesa, pero insuficiente en cantidad.

También debe considerarse la posibilidad de utilizar una fórmula de vitaminas y minerales múltiples que proporcione los niveles recomendados de nutrientes clave.

La n-acetilcisteína y los beneficios para la salud respiratoria

La n-acetilcisteína (NAC) es un derivado del aminoácido natural, cisteína. La NAC cuenta con un amplio historial de uso en la medicina convencional para apoyar las vías respiratorias y la función pulmonar durante las afecciones pulmonares agudas y crónicas, incluyendo enfisema, bronquitis, asma y fibrosis quística.

La NAC se encarga de adelgazar el moco al dividir directamente los enlaces de azufre que unen las mucoproteínas en el moco espeso. Al romper estos enlaces, la NAC reduce el grosor así como la excesiva "pegajosidad" (viscosidad) cuando las secreciones del tracto respiratorio se tornan demasiado espesas y pegajosas. Como consecuencia de contribuir a despejar las vías respiratorias, la NAC mejora la salud respiratoria y la función pulmonar al reducir la tos y mejorar la saturación de oxígeno en la sangre, como se observa. 1,2

La NAC puede ser útil en los trastornos pulmonares y del tracto respiratorio al ayudar a mejorar la estructura y la función de la capa de mucina. Este beneficio es especialmente importante para apoyar la función del tracto respiratorio durante situaciones como la bronquitis crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC);

En un análisis detallado de 39 ensayos, se ha concluido que la NAC oral reduce el riesgo de empeoramiento (empeoramiento grave) y mejora los síntomas en pacientes con bronquitis crónica en comparación con un placebo.2

Además de sus propiedades como mucolítico, la NAC puede aumentar la fabricación de glutatión, un importante antioxidante para todo el tracto respiratorio y los pulmones3. El glutatión es fundamental para apoyar la salud respiratoria contra la contaminación. Cuando el aire contaminado, el humo u otros compuestos perjudiciales se inhalan durante la respiración, le corresponde en gran medida al glutatión bloquear el daño y la irritación que estos compuestos pueden ocasionar a los pulmones y a las vías respiratorias.

La dosis habitual de NAC para reducir el moco espeso es de 200 a 400 mg, tres veces al día.

El extracto de hiedra e irritación de las vías respiratorias

El extracto de hiedra tiene un largo historial de uso en el apoyo a la salud respiratoria en personas con asma y EPOC. Numerosas investigaciones clínicas han validado el uso tradicional de la hiedra como medio terapéutico para promover la salud pulmonar y respiratoria, demostrando que la hiedra tiene la capacidad de reducir el espasmo bronquial y mejorar las secreciones respiratorias4-7

Varios estudios doble ciego han demostrado que el extracto de hiedra mejora la función de los pulmones y las vías respiratorias. Por ejemplo, en un estudio doble ciego, 25 niños de 10 a 15 años con asma demostraron mejorías en la capacidad pulmonar con el extracto de hiedra. Se demostró que las mejorías eran clínicamente relevantes y estadísticamente significativas tres horas después de que los niños se tomaron el extracto de hiedra. Para el décimo día de tratamiento, los efectos fueron aún más impresionantes4

Un estudio más reciente con extracto de hiedra examinó su capacidad para reducir la producción y secreción de moco nasal en personas que se recuperaban de una cirugía nasal. A menudo, después de una cirugía de nariz, la mucosidad se vuelve espesa y excesiva, lo que podría propiciar una infección. El estudio incluyó a 70 pacientes que se sometieron a una cirugía de la nariz que fueron divididos en dos grupos iguales. El grupo que recibió tratamiento con jarabe de extracto de hoja de hiedra seco estandarizado presentó una secreción nasal significativamente menor y no desarrolló ninguna infección local. En el grupo de control, se evidenció una infección local en cinco pacientes (14,29 %) y se requirió una terapia de antibióticos.7 No es necesario someterse a una cirugía de nariz para beneficiarse de dicho efecto del extracto de hiedra. Resulta útil cuando las cavidades nasales producen una secreción excesiva de moco.

La dosis habitual del extracto seco en polvo es de 100 mg dos veces al día.

‌‌‌‌Enzimas y mucosas de la proteasa

Las enzimas de la proteasa se utilizan a menudo en fórmulas para la digestión para ayudar a la descomposición de las proteínas alimentarias, pero también descomponen la mucosidad espesa o excesiva. La proteasa separa los vínculos entre los aminoácidos específicos básicamente añadiendo agua o hidrolizando los vínculos;

Cuando se toman con el estómago vacío, lejos de los alimentos, las proteasas se absorben en la corriente sanguínea para ejercer efectos sistémicos, incluidos los relacionados con la mucosidad. Algunas proteasas específicas, como la bromelina y la serrapeptasa, han demostrado beneficios al mejorar la composición, las características físicas y la función del moco. Son muy útiles cuando la mucosidad es demasiado espesa.

La bromelina y serrapeptasa disminuyen el grosor del moco y al mismo tiempo aumentan la producción de moco, así como aumentan drásticamente la eliminación del moco del tracto respiratorio. El efecto neto es la producción de mucha más mucosidad que es muy eficaz para proteger las vías respiratorias de la irritación y la obstrucción. La bromelina y la serrapeptasa son útiles siempre que las vías respiratorias se vean afectadas por secreciones mucosas espesas o excesivas8-12

La bromelina

La bromelina es un grupo de enzimas que contienen azufre y que digieren proteínas (enzimas proteolíticas o proteasas) obtenidas de la planta de la piña. La dosis habitual de bromelina para fines respiratorios es de 250 a 750 mg tres veces al día entre comidas.

La serrapeptasa

La serrapeptasa es una enzima que en realidad se produce a partir de una bacteria benéfica, Serratia marcescens, que reside en los intestinos de los gusanos de seda. El gusano de seda aprovecha los poderosos efectos de esta enzima para romper su capullo y se libera como mariposa adulta transformada. Como suplemento dietético, la dosis de serrapeptasa está basada en la actividad enzimática en forma de unidades de serrapeptasa o SPU. La dosis para apoyar la salud respiratoria y pulmonar es de 40.000 a 100.000 unidades hasta tres veces al día;

Remedios adicionales para la salud respiratoria

Para la congestión de los senos nasales, prueba la irrigación nasal con agua salada usando un Neti pot. Si se usa correctamente, el agua salada fluirá a través de la cavidad nasal y aliviará los síntomas de la congestión. Se recomienda el uso diario durante los episodios agudos, un día sí y otro no para las afecciones crónicas.

Los aerosoles nasales con ingredientes naturales, como el xilitol o los remedios homeopáticos, también pueden ser útiles para mantener las membranas húmedas.

Para la congestión bronquial y pulmonar, así como para las infecciones más profundas de los senos, prueba el drenado postural. Es una terapia simple y antigua que hace maravillas. Aplica una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente en el pecho hasta 20 minutos. Luego realiza el drenaje postural acostado boca abajo con la mitad superior del cuerpo fuera de la cama, usando los antebrazos como soporte. Mantén la posición de 5 a 15 minutos, mientras toses y expectoras en una palangana o un periódico en el suelo. Hazlo dos veces al día cuando exista una congestión considerable de las vías respiratorias.

Referencias:

  1. Pei Y, Liu H, Yang Y, et al. Biological Activities and Potential Oral Applications of N-Acetylcysteine: Progress and Prospects. Oxid Med Cell Longev. 2018;2018:2835787.
  2. Elbini Dhouib I, Jallouli M, Annabi A, et al. A minireview on N-acetylcysteine: An old drug with new approaches. Life Sci. 2016;151:359-363.
  3. Santus P, Corsico A, Solidoro P, Braido F, Di Marco F, Scichilone N. Oxidative stress and respiratory system: pharmacological and clinical reappraisal of N-acetylcysteine. COPD. 2014 Dec;11(6):705-1.
  4. Hofmann D, Hecker M, Völp A. Efficacy of dry extract of ivy leaves in children with bronchial asthma--a review of randomized controlled trials. Phytomedicine. 2003 Mar;10(2-3):213-220.
  5. Hecker M, Runkel F, Voelp A. Treatment of chronic bronchitis with ivy leaf special extract--multicenter post-marketing surveillance study in 1,350 patients. Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd. 2002 Apr;9(2):77-84.
  6. Kemmerich B, Eberhardt R, Stammer H. Efficacy and tolerability of a fluid extract combination of thyme herb and ivy leaves and matched placebo in adults suffering from acute bronchitis with productive cough. A prospective, double-blind, placebo-controlled clinical trial. Arzneimittelforschung. 2006;56(9):652-60.
  7. Savović S, Paut Kusturica M, Kljajić V, Buljčik Čupić M, Jovančević L, Pavlović V, Rašković A. The influence of standardized dry ivy leaf extract on the proportion of nasal secretion after post-septoplasty nasal packing removal. Braz J Otorhinolaryngol. 2019 Nov-Dec;85(6):685-689.
  8. Maurer HR. Bromelain: biochemistry, pharmacology and medical use. Cell Mol Life Sci. 2001 Aug;58(9):1234-45.
  9. Ryan RE. A double-blind clinical evaluation of bromelains in the treatment of acute sinusitis. Headache 1967;7:13-17.12. Majima Y, Inagaki M, Hirata K, et al. The effect of an orally administered proteolytic enzyme on the elasticity and viscosity of nasal mucus. Arch Otorhinolaryngol 1988;244:355-359.
  10. Bhagat S, Agarwal M, Roy V. Serratiopeptidase: a systematic review of the existing evidence. Int J Surg. 2013;11(3):209-217.
  11. Nakamura S, Hashimoto Y, Mikami M, et al. Effect of the proteolytic enzyme serrapeptase in patients with chronic airway disease. Respirology 2003;8:316-320.
  12. Mazzone A, Catalani M, Costanzo M, et al. Evaluation of Serratia peptidase in acute or chronic inflammation of otorhinolaryngology pathology: a multicentre, double-blind, randomized trial versus placebo. J Int Med Res 1990;18:379-388.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

10 estrategias naturales para prevenir las cataratas

Condiciones

10 causas subyacentes de los trastornos tiroideos

Condiciones

¿Está experimentando mayor depresión? Aquí tiene 5 estrategias naturales para combatirla