beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

9 maneras en que las algas marinas pueden beneficiar la salud

Por el Dr. Eric Madrid

En este artículo:


A lo largo de la historia, las poblaciones costeras de todo el mundo han cosechado y consumido algas marinas. Japón es el país con mayor consumo de algas marinas de todo el mundo, con una ingesta diaria individual de más de 5 gramos al día. La popularidad de las algas marinas ha aumentado de forma exponencial en todos los mercados en los últimos años, y las algas marinas secas y crujientes se han convertido en un refrigerio de amplio consumo. Incluso se ha convertido en un ingrediente popular de los productos para el cuidado corporal.

Las algas marinas generan su energía mediante el proceso de la fotosíntesis, en el que se usa la luz solar para generar glucosa. No se puede subestimar el aporte de las algas y el fitoplancton a la atmósfera. Se calcula que el 90 por ciento de todo el oxígeno de la atmósfera proviene del mar.1 También podría tener beneficios para el cuerpo humano.

‌‌‌‌3 tipos de algas

En general, las algas marinas o macroalgas, se pueden clasificar en uno de los tres grupos:

  1. Algas rojas (Rhodophyta): normalmente crecen a una profundidad de 30 metros. Si el agua tiene más claridad, pueden crecer a mayor profundidad. Algunos ejemplos son el nori y el dulce.
  2. Algas verdes (Chlorophyta): normalmente crece en aguas poco profundas. Algunos ejemplos son la clorela y la espirulina, un “alga azul verdosa” 
  3. Algas pardas (Phaeophyceae): crecen entre cinco y 30 metros. Algunos ejemplos son el kelp, el wakame y el kombu.

‌‌Es una buena fuente de vitaminas y minerales

Las algas marinas son una buena fuente de vitaminas B1, B2, B12 y C. La mayoría son también una gran fuente de β-caroteno, vitamina A y vitamina E y contienen hasta 10 veces más minerales en comparación con las plantas terrestres del mismo tamaño. Los principales minerales que se encuentran en las algas marinas son el yodo, el calcio, el magnesio, el hierro, el potasio y el sodio. 

 Las algas marinas, que son un alimento bajo en calorías y con una gran densidad de nutrientes, también contienen lectinas, péptidos aminoácidos, polifenoles (antioxidantes) y polisacáridos. El alcohol de azúcar sorbitol se encuentra en las algas rojas, mientras que el manitol se encuentra en las algas pardas. 

Según los estudios realizados, las proteínas de las algas marinas contienen antioxidantes y tienen propiedades relacionadas con la reducción de la presión arterial, la prevención de la diabetes y la salud intestinal.2 A continuación analizaremos algunas de las pruebas. 

‌‌Se ha demostrado que afecta la presión arterial

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, es una enfermedad común que exige que el corazón bombee con más fuerza debido al aumento de la presión y la rigidez de las arterias. Esta enfermedad, que afecta a cientos de millones de personas en todo el mundo, uno de cada cuatro adultos, no suele producir ningún síntoma, lo que deja sin diagnosticar a muchas personas con hipertensión arterial. Por este motivo, la hipertensión ha sido denominada “el asesino silencioso”. Se sabe que esta enfermedad aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca y enfermedades renales, especialmente si no se recibe tratamiento. 

Los medicamentos desempeñan un papel importante en el tratamiento de la presión arterial. Sin embargo, algunos prefieren contemplar otras opciones y métodos alternativos. 

En un estudio realizado en 20023 se evaluó el efecto de la clorela (alga verde) en la presión arterial. Los investigadores observaron que para algunos sujetos con hipertensión leve a moderada, la clorela reducía o al menos mantenía estable la presión arterial, en comparación con los placebos.

En un estudio realizado en 20094 también se evaluó el efecto general de las algas marinas en el síndrome metabólico, específicamente en la presión arterial. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el “el consumo de 4 a 6 gramos diarios de algas marinas, algo que es habitual entre la mayoría de los japoneses, puede verse relacionado con una menor prevalencia del síndrome metabólico”.

Por último, un estudio realizado en 20115 demostró que los niños japoneses que consumían más algas marinas tenían una presión arterial diastólica más baja. Además, en un estudio realizado en 20206 con algas nori en el Japón se llegó a la conclusión de que “la ingesta de nori redujo el nivel de presión arterial diastólica en los varones. El consumo de algas marinas podría tener efectos preventivos en la elevación de la presión arterial en la infancia”.

‌‌Podría ayudar a controlar el azúcar en la sangre

A escala mundial, más de 422 millones de personas son diabéticas. La inmensa mayoría, entre el 90 y el 95 por ciento, padece diabetes de tipo 2, una enfermedad causada principalmente por factores relacionados con el estilo de vida, como el consumo de azúcar en exceso y la limitación de la actividad física. La diabetes de tipo 1 no se puede prevenir y se produce cuando el sistema inmunológico ataca al páncreas, impidiéndole la capacidad de segregar insulina. La alimentación y el estilo de vida desempeñan un papel importante en la determinación de si un individuo desarrollará la diabetes de tipo 2. Las algas marinas podrían resultar útiles, según los estudios. 

En un estudio realizado en 20147 sobre el wakame (algas pardas) se demostró que podía reducir los niveles de azúcar en la sangre de una persona que había consumido una comida que contenía arroz blanco.

En otro estudio realizado en 2015 se demostró que la clorela también puede aportar beneficios a las personas diabéticas. Los investigadores descubrieron que el consumo de algas verdes puede servir para prevenir el desarrollo de la diabetes. 

En un estudio con animales realizado en 20198 en el que se examinaron ratones con diabetes también se demostró que era beneficioso. Los investigadores descubrieron que todos los grupos de algas marinas mejoraron la diabetes y el colesterol en comparación con el control en los sujetos de prueba.

En un estudio realizado en 20199 se demostró que el wakame podía reducir los niveles de glucosa en la sangre, mientras que en otro estudio10 del mismo año se evaluó la clorela en ratas con diabetes y se demostró que la clorela y el ejercicio ejercían un efecto sinérgico en la mejora de los niveles de azúcar en la sangre.

‌‌‌‌Podría aliviar los síntomas de la artritis

La artritis es una enfermedad que ha afectado a los humanos desde el principio de los tiempos. Antes del surgimiento de los productos farmacéuticos modernos, los afectados no solo sufrían sin cesar, sino que utilizaban las hierbas y los alimentos orgánicos de la naturaleza para ayudar a reducir al mínimo el dolor relacionado.

"Artritis" viene de la palabra griega arthron, que significa articulación, y de la palabra latina itis, que significa inflamación. En general, existen dos tipos principales de artritis. La primera es la osteoartritis (~95 %) que se produce por el deterioro relacionado con la edad de las articulaciones, generalmente en las rodillas y las caderas. La segunda es la artritis reumatoide (~5 %) que es el resultado de una enfermedad autoinmune y puede producirse a cualquier edad.

En un estudio realizado en 200811 se evaluó el efecto de las algas minerales rojas (Aquamin) en pacientes con artritis de rodilla. Los resultados revelaron una reducción del dolor y la rigidez en un período de 12 semanas. En un estudio12 realizado en 2009 se llegó a conclusiones similares. Los investigadores evaluaron la sustancia derivada del alga y su efecto sobre la artritis en las rodillas y llegaron a la conclusión de que el Aquamin ejercía un efecto positivo sobre la amplitud de movimiento y las distancias de caminata en las personas con osteoartritis de la rodilla. Siguieron diciendo que durante 12 meses de tratamiento, podría permitir el retiro parcial de los NSAID, una clase de fármacos antiinflamatorios. 

‌‌‌‌Tiene una gran cantidad de nutrientes que benefician la salud intestinal

Los probióticos y prebióticos sirven para optimizar la salud intestinal. Las algas marinas son una buena fuente de fibra, que puede ayudar a mantener un microbioma intestinal sano. En un estudio realizado en 201913 se demostró que las algas marinas tienen propiedades prebióticas. Esto se debe principalmente a los polisacáridos de las algas, según un estudio realizado en 201614

‌‌Podría ayudar a prevenir las cataratas

Una catarata se forma con el tiempo debido a que el lente del ojo se nubla. Si no recibe tratamiento, puede producir ceguera. Los científicos creen que la oxidación del cristalino es la principal causa de este problema. La exposición excesiva a la luz ultravioleta, el consumo de tabaco, la diabetes, la hipertensión arterial y algunos medicamentos, como los corticosteroides orales, son factores de riesgo para el desarrollo de cataratas.  

En un estudio realizado en 200315 sobre la clorela se llegó a la conclusión de que “…la clorela tiene actividad antioxidante y puede servir para prevenir las complicaciones de la diabetes, como las cataratas”. Los estudios realizados entre 201316 y 2014 revelan que la ficocianina, el ingrediente activo de la espirulina, puede ayudar a prevenir la formación de cataratas.

‌‌‌‌Podría ayudar a fortalecer la función inmunológica

Un sistema inmunológico en buen funcionamiento es importante para prevenir las enfermedades infecciosas. Las algas marinas podrían desempeñar una función importante. El IgA es un anticuerpo que ayuda a proteger de las infecciones a las membranas mucosas, como la boca y el tracto digestivo. 

En un estudio realizado en 201117 se llegó a la conclusión de que “la ingestión durante 4 semanas de un suplemento derivado de la clorela mejora la función inmunológica en los seres humanos”. En un estudio realizado en 201818 también se demostraron los efectos de estímulo inmunológico de la clorela, lo que podría ayudar a que el tracto digestivo estuviera mejor preparado para combatir los microbios. 

‌‌‌‌Podría ayudar a reducir los síntomas de la fibromialgia 

La fibromialgia, a veces denominada síndrome de fibromialgia o FMS, es un síndrome de dolor crónico que se manifiesta con dolores musculares, dolor general y fatiga. Por lo general, los dolores musculares, llamados mialgias, son difusos y se sienten en todo el cuerpo. Esta afección afecta aproximadamente a 10 millones de personas en Estados Unidos y a más de 100 millones en todo el mundo. De los afectados, el 90 por ciento son mujeres. Los estudios revelan que el 68 por ciento de quienes padecen fibromialgia han probado suplementos nutricionales para aliviar sus síntomas. 19

En estudio realizado en 200020 se demostró que la clorela podría ser de ayuda para quienes tienen síntomas de fibromialgia. Sin embargo, el científico prosiguió diciendo que se necesitaban más estudios. Un estudio realizado en 2001 reveló resultados similares con respecto a la clorela.

Referencias:

  1. https://www.americanscientist.org/article/the-science-of-seaweed
  2. Admassu H, Gasmalla MAA, Yang R, Zhao W. Bioactive Peptides Derived from Seaweed Protein and Their Health Benefits: Antihypertensive, Antioxidant, and Antidiabetic Properties. J Food Sci. 2018;83(1):6‐16. doi:10.1111/1750-3841.14011
  3. Merchant RE, Andre CA, Sica DA. Nutritional supplementation with Chlorella pyrenoidosa for mild to moderate hypertension. J Med Food. 2002;5(3):141‐152. doi:10.1089/10966200260398170
  4. Teas J, Baldeón ME, Chiriboga DE, Davis JR, Sarriés AJ, Braverman LE. Could dietary seaweed reverse the metabolic syndrome?. Asia Pac J Clin Nutr. 2009;18(2):145‐154.
  5. Wada K, Nakamura K, Tamai Y, et al. Seaweed intake and blood pressure levels in healthy pre-school Japanese children. Nutr J. 2011;10:83. Published 2011 Aug 10. doi:10.1186/1475-2891-10-83
  6. Wada K, Tsuji M, Nakamura K, et al. Effect of dietary nori (dried laver) on blood pressure in young Japanese children: an intervention study [published online ahead of print, 2020 Mar 21]. J Epidemiol. 2020;10.2188/jea.JE20190176. doi:10.2188/jea.JE20190176
  7.  Tanemura Y, Yamanaka-Okumura H, Sakuma M, Nii Y, Taketani Y, Takeda E. Effects of the intake of Undaria pinnatifida (Wakame) and its sporophylls (Mekabu) on postprandial glucose and insulin metabolism. J Med Invest. 2014;61(3-4):291‐297. doi:10.2152/jmi.61.291
  8.  Sørensen LE, Jeppesen PB, Christiansen CB, Hermansen K, Gregersen S. Nordic Seaweed and Diabetes Prevention: Exploratory Studies in KK-Ay Mice. Nutrients. 2019;11(6):1435. Published 2019 Jun 25. doi:10.3390/nu11061435
  9.  Yoshinaga K, Mitamura R. Effects of Undaria pinnatifida (Wakame) on Postprandial Glycemia and Insulin Levels in Humans: a Randomized Crossover Trial. Plant Foods Hum Nutr. 2019;74(4):461‐467. doi:10.1007/s11130-019-00763-5
  10.  Horii N, Hasegawa N, Fujie S, et al. Effect of combination of chlorella intake and aerobic exercise training on glycemic control in type 2 diabetic rats. Nutrition. 2019;63-64:45‐50. doi:10.1016/j.nut.2019.01.008
  11. JL, Walsh M, Kuskowski MA, Zenk JL. A natural mineral supplement provides relief from knee osteoarthritis symptoms: a randomized controlled pilot trial. Nutr J. 2008;7:9. Published 2008 Feb 17. doi:10.1186/1475-2891-7-9
  12. Frestedt JL, Kuskowski MA, Zenk JL. A natural seaweed derived mineral supplement (Aquamin F) for knee osteoarthritis: a randomised, placebo controlled pilot study. Nutr J. 2009;8:7. Published 2009 Feb 2. doi:10.1186/1475-2891-8-7
  13. Chen HY, Huang TC, Lin LC, et al. Fucoidan Inhibits the Proliferation of Leiomyoma Cells and Decreases Extracellular Matrix-Associated Protein Expression. Cell Physiol Biochem. 2018;49(5):1970‐1986. doi:10.1159/000493660
  14.  Cherry P, Yadav S, Strain CR, et al. Prebiotics from Seaweeds: An Ocean of Opportunity?. Mar Drugs. 2019;17(6):327. Published 2019 Jun 1. doi:10.3390/md17060327
  15. de Jesus Raposo MF, de Morais AM, de Morais RM. Emergent Sources of Prebiotics: Seaweeds and Microalgae. Mar Drugs. 2016;14(2):27. Published 2016 Jan 28. doi:10.3390/md14020027
  16.  Shibata S, Natori Y, Nishihara T, et al. Antioxidant and anti-cataract effects of Chlorella on rats with streptozotocin-induced diabetes. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2003;49(5):334‐339. doi:10.3177/jnsv.49.334
  17.  Biol Trace Elem Res. 2013 Jan;151(1):59-67. doi: 10.1007/s12011-012-9526-2. Epub 2012 Oct 20.
  18.  Otsuki T, Shimizu K, Iemitsu M, Kono I. Salivary secretory immunoglobulin A secretion increases after 4-weeks ingestion of chlorella-derived multicomponent supplement in humans: a randomized cross over study. Nutr J. 2011;10:91. Published 2011 Sep 9. doi:10.1186/1475-2891-10-91
  19.  Chidley C, Davison G. The effect of Chlorella pyrenoidosa supplementation on immune responses to 2 days of intensified training. Eur J Nutr. 2018;57(7):2529‐2536. doi:10.1007/s00394-017-1525-9
  20.  An internet survey of 2,596 people with fibromyalgia. Bennett RM, Jones J, Turk DC, Russell IJ, Matallana L. BMC Musculoskelet Disord. 2007 Mar 9; 8():27.
  21.  The results of this pilot study suggest that dietary Chlorella supplementation may help relieve the symptoms of fibromyalgia in some patients and that a larger, more comprehensive double-blind, placebo-controlled clinical trial in these patients is warranted.
  22.  Merchant RE, Andre CA. A review of recent clinical trials of the nutritional supplement Chlorella pyrenoidosa in the treatment of fibromyalgia, hypertension, and ulcerative colitis. Altern Ther Health Med. 2001;7(3):79‐91.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

5 maneras naturales de reforzar la inmunidad contra el resfriado y la gripe

Bienestar

5 productos esenciales para aliviar el estrés de forma natural

Bienestar

Las 9 mejores hierbas de la medicina china tradicional