beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Nutrición

Ventajas para la salud con la dieta de limpieza kitchari

2 Mayo 2019

Por la Dra. Ellen Albertson

Las dietas de desintoxicación Master Cleanse (una mezcla de agua de limón, miel de maple y pimienta de cayena) y la 10-Day Green Smoothie Cleanse podrán estar de moda, pero mantenerlas puede ser poco realista. A menudo son recomendadas como una manera de perder peso rápidamente, una forma para revitalizar piel, restablecer el cuerpo, y más, por lo que muchas personas se están subiendo al tren de la desintoxicación con la esperanza de obtener resultados milagrosos.

Mientras que estas nuevas y elegantes limpiezas prometen una transformación asombrosa, existen inconvenientes en estos regímenes extremos. Por lo general son bajos en calorías, por lo que tienden a someter el cuerpo a un modo de inanición, lo que ocasiona la pérdida de tejido muscular y un índice metabólico más bajo. Además, muchas desintoxicaciones no contienen nutrientes esenciales y son difíciles de seguir porque carecen de calorías. Una escasez de calorías puede desencadenar un nivel bajo de azúcar en la sangre, lo que puede causar fatiga, debilidad, dolores de cabeza, hambre e irritabilidad.

Hay una forma más inteligente de desintoxicarse y restaurar su cuerpo. Se llama la limpieza de kitchari. El kitchari, pronunciado KICH-ah-ri, es un alimento nutritivo de desintoxicación hecho de frijoles  partidos mungo de color amarillo y arroz blanco (de grano largo o basmati). Disfrutada desde hace miles de años, esta comida india tan reconfortante se sirve a menudo con verduras de temporada y se prepara con especias curativas y cálidas como la cúrcuma y el jengibre, que ayudan a la digestión. Utilizada en la medicina ayurvédica  (uno de los sistemas de curación holística más antiguos del mundo, que se basa en la idea de que la salud y el bienestar dependen de un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu), la kitchari es un alimento de limpieza tradicional.

Energizante y saludable

A diferencia de las limpiezas típicas que suelen ser bajas en proteínas, la combinación de frijoles y arroz hace del kitchari una proteína completa. El kitchari también contiene carbohidratos y calorías adecuadas para mantener los niveles de azúcar en la sangre y proporcionar energía y saciedad.

Bueno para todos

Como el primer alimento sólido que se da a los bebés, o como alimento preferido para nutrir a los ancianos y a las personas enfermas, el kitchari es bien tolerado y fácil de digerir. El arroz blanco, al que se le ha quitado la cáscara, hace que el kitchari sea fácil de digerir, mientras que los frijoles mungo proporcionan la fibra  necesaria (1 taza tiene alrededor de 15 gramos) para ayudar a eliminar las toxinas del tracto gastrointestinal. Dado que es tan suave para el intestino, el consumo de kitchari durante un prolongado período de tiempo le da a su sistema digestivo un descanso y libera energía para la desintoxicación natural. El kitchari también equilibra y funciona para los tres “doshas” (Vata, Pitta y Kapha); los tipos ayurvédicos de mente y cuerpo o constituciones que expresan una combinación de las características físicas, mentales y emocionales que se encuentran en todos los individuos.

Un alimento natural para la desintoxicación

Los frijoles mungo en kitchari son astringentes, una cualidad que se cree que ayuda naturalmente a eliminar las toxinas. Numerosos síntomas y enfermedades pueden resultar de la acumulación de demasiadas toxinas -sustancias que se encuentran en el agua, el aire y los alimentos, especialmente en los alimentos procesados, que crean efectos irritantes o dañinos en el cuerpo. Con el tiempo, la acumulación de toxinas puede hacer que te sientas lento; causar inflamación, dolores de cabeza o problemas digestivos; e incluso aumentar el riesgo de obesidad, artritis, cáncer y enfermedades cardíacas.

Se prepara en un dos por tres

Hacer kitchari es rápido, sencillo y fácil. Simplemente lave los frijoles y el arroz, colóquelos en una olla con especias tostadas secas, añada agua, deje hervir, reduzca el fuego y cocine por 30 a 40 minutos hasta que todo esté suave. Los ingredientes principales, los frijoles y el arroz, también son baratos, y si no tiene tiempo para hacer una olla fresca diariamente, se puede conservar tres o cuatro días refrigerada. Se pueden añadir varias especias para estimular el Agni (término ayurvédico para el fuego digestivo o chispa que descompone los alimentos), como jengibre, cúrcuma, hinojo, fenogreco, cilantro, clavos y asafétida.

Cómo hacer una limpieza de kitchari

El primer paso es determinar cuántos días quiere realizar la limpieza. Tradicionalmente una limpieza de kitchari se hace durante tres o cuatro días cuando solo se come kitchari para el desayuno, el almuerzo y la cena sin bocadillos.

Para darle a su cuerpo una delantera antes de comenzar la limpieza, reduzca los alimentos y bebidas que por lo general causan desequilibrios físicos, como el azúcar, la carne, los alimentos procesados, el alcohol y la cafeína.

Si es posible, haga la limpieza durante un fin de semana largo para que pueda descansar y mantener el proceso de desintoxicación. No se preocupe si experimenta dolores y molestias y altibajos emocionales. Esto es normal y es una señal de que el cuerpo se está desintoxicando.

No sea tan duro consigo mismo. Beba agua tibia y té de hierbas durante todo el día para ayudar a la desintoxicación. Puede consumir hierbas ayurvédicas como suplementos para ayudar a su cuerpo. Haga ejercicios suaves como yoga, qigong o tai chi o camine al aire libre. Sumergirse en un baño de sal Epson caliente mientras escucha música relajante puede ayudarle a relajarse y desintoxicarse. Cene temprano si es posible y duerma bien.

Después de la limpieza, usted puede notar una disminución en los antojos de azúcar, productos animales, cafeína y alimentos procesados. Vuelva a sus viejos hábitos alimenticios, tal vez comiendo más frutas, verduras y otros alimentos curativos y evitando los alimentos que tienden a desequilibrarlo.

Receta de kitchari

Ingredientes:

  • 1 taza de frijoles partidos mungo dal de color amarillo
  • ½ taza de arroz de grano largo o arroz basmati
  • 1 cucharada de jengibre fresco, rallado
  • ½ cucharadita semillas de mostaza negra
  • 1 cucharadita polvo de cúrcuma
  • ½ cucharadita semillas de hinojo
  • ½ cucharadita semillas de fenogreco
  • ½ cucharadita cilantro molido
  • Pizca de asafétida (opcional)
  • ½ cucharadita de sal
  • 7 a 10 tazas de agua
  • 1 manojo pequeño de hojas de cilantro, picadas

Instrucciones:

  1. Lave el arroz y los frijoles mungo dal.
  2. Coloque las especias en una olla grande a fuego medio. Tostar hasta que empiecen las especias a oler; de 1 a 2 minutos.
  3. Añadir el arroz, el mungo dal, la sal y el agua. (Puede variar la cantidad de agua dependiendo de la densidad que desee que tenga su kitchari.) Lleve a ebullición. Mezclar los ingredientes y dejar hervir durante 10 minutos. Reduzca el fuego a medio/bajo. Tape y cocine hasta que los frijoles y el arroz estén suaves (aproximadamente de 30 a 40 minutos). Agregue sal adicional al gusto. Póngalo en tazones y cubra con cilantro.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Nutrición

Consejos para que los niños se coman sus verduras

Nutrición

Un saludable regreso a clases: Recetas para el almuerzo fáciles de preparar

Nutrición

La mejor guía para principiantes para el ayuno intermitente