beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

8 suplementos para proteger la piel contra el sol del verano

23 Julio 2018

Por Eric Madrid, Doctor en Medicina

En este artículo:

¡La diversidad es lo que hace que el mundo sea hermoso! Un enorme abanico de aspectos genéticos, culturas, costumbres, idiomas y paisajes regionales crean la singularidad entre los seres humanos. Una de las características únicas más visibles se atribuye a la infinidad de tonos de piel que existen en el planeta, desde muy oscura hasta extremadamente pálida, y cualquier posibilidad intermedia.

El color de la piel de cada uno puede afectar a la salud general y el aspecto con el paso del tiempo, desde la aparición de líneas de expresión y arrugas hasta el riesgo de daño solar e incluso cáncer. Entre los caucásicos, el cáncer de piel es el tipo principal de malignidad, mientras que aquellas personas con una mayor pigmentación de la piel, que está basada en el contenido de melanina, cuentan con una “barrera natural” contra los rayos ultravioleta que ayuda a prevenir daños excesivos relacionados con el sol.  

La protección solar se utiliza frecuentemente para ayudar a prevenir las quemaduras solares y muchos asumen, incluyendo a los dermatólogos, que esto prevendrá el cáncer de piel. Estudios recientes sugieren algo distinto. En 2018, la publicación European Journal of Dermatology informó de un metaanálisis, que examinó 29 estudios que incluían a más de 313 000 personas, en el que concluyó que el uso regular de protección solar no protege contra el cáncer de piel. Sin embargo, cabe destacar, que sí lo hace contra las quemaduras solares, que pueden ser dolorosas. Asimismo, una dieta rica en antioxidantes es útil para prevenir cánceres de todo tipo, incluyendo los de piel.

Los dermatólogos clasifican el tono de piel mediante la escala Fitzpatrick, que va desde el tipo I hasta el VI. Esta es una descripción:

  • Tipo I: siempre se quema, nunca se broncea (color blanco pálido; pelo rubio o pelirrojo; ojos azules; pecas).
  • Tipo II: suele quemarse, se broncea mínimamente (color blanco; clara; pelo rubio o pelirrojo; ojos azules, verdes o color avellana).
  • Tipo III: en ocasiones, se quema ligeramente, se broncea uniformemente (color blanco crema; piel clara; cualquier color de cabello u ojos).
  • Tipo IV: se quema mínimamente, siempre se broncea bien (marrón moderado).
  • Tipo V: casi nunca se quema, se broncea muy fácilmente (marrón oscuro).
  • Tipo VI: nunca se quema, nunca se broncea (desde marrón oscuro de pigmentación profunda hasta el marrón más oscuro).

Las pruebas sugieren que pasar más tiempo al sol aumenta el riesgo de cáncer de piel no melanoma. Aquellas personas con daño solar podrían sufrir cambios en la piel producidos por el sol, algunos de los cuales se llaman queratosis actínica, una enfermedad precancerosa que podría derivar en cánceres de piel de células basales y de células escamosas. Existe la teoría de que quienes utilizan protección solar en realidad pasan más tiempo al sol que quienes no la usan debido a una falsa sensación de “protección”. Esto podría explicar por qué la protección solar podría no protegernos contra el cáncer de piel.

Una dieta rica en antioxidantes y carotenoides podría ayudar

En 2017, mi esposa y yo viajamos a Cozumel (México). Realicé un estudio de investigación en mi propia persona: opté por no ponerme protección solar de complejo de oliva (Fitzpatrick 4) durante la semana que estuve allí. Desayuné estrictamente a base de sandía, melón, kiwi, fresas, plátanos, mango, yogur y zumos de verduras. También consumí pescado fresco al menos 3 veces esa semana. Para mi sorpresa, a pesar de no echarme protección solar y pasar mucho tiempo practicando buceo en superficie, submarinismo y nadando en una piscina, no sufrí quemaduras solares, aunque sí me bronceé, a diferencia de otros viajes en los que normalmente padecía una quemadura solar ligera. Quizás esto se debía a la comida que tomaba y a mi complexión de piel. A aquellos con tonos de piel más claros podría no irles igual de bien.

Alimentos que ayudan a proteger la piel:

  • Bayas (altos niveles de antioxidantes)
  • Melón (alto contenido de vitamina C)
  • Zanahorias (ricas en carotenoides)
  • Zumos de verduras (altos niveles de antioxidantes)
  • Col rizada (rica en carotenoides)
  • Kiwi (alto contenido de vitamina C)
  • Mangos (alto contenido de vitamina C)
  • Naranjas (alto contenido en vitamina C)
  • Pimientos (ricos en carotenoides)
  • Calabazas (ricas en carotenoides)
  • Espinaca (rica en carotenoides)
  • Tomates (ricos en carotenoides)
  • Sandía (altos niveles de antioxidantes)

También hay suplementos tomados por muchas personas que ciertos estudios podrían haber demostrado que tienen efectos beneficiosos para la salud de la piel.

Astaxantina

La astaxantina es un carotenoide de color rojo-naranja que se encuentra principalmente en el salmón, mariscos como los camarones y el krill, crustáceos, la levadura y ciertas algas. Es lo que da al salmón, el cangrejo y la langosta su color rojo. Un estudio de 2011 hablaba de los beneficios para la protección de la piel de la astaxantina, mientras que un estudio de 2013 también demostró la capacidad de estos antioxidantes para prevenir el cáncer de piel cuando se toman regularmente. Dosis recomendada: según indique la etiqueta.

L-carnitina   

La L-carnitina es un aminoácido que ayuda al cuerpo a transportar ácidos grasos a las mitocondrias, la fuente de energía de las células. La L-carnitina la toman frecuentemente aquellos que padecen enfermedades cardíacas o fibromialgia a fin de ayudar a mejorar la salud muscular. Ciertos estudios demuestran que también protege la piel contra el daño de los rayos UVA solares, de acuerdo con estudios con animales.

Colágeno

Ciertos estudios demuestran que tomar suplementos de colágeno tiene numerosos beneficios para la piel, y los suplementos orales de colágeno también podrían ser útiles para minimizar el aspecto de la celulitis y las arrugas. También podría mejorar el crecimiento del cabello y las uñas. Se estima que a mediados de la treintena empezamos a perder alrededor de un uno por ciento del colágeno del cuerpo anualmente.

Menos celulitis

La celulitis es una enfermedad que se ha intentado revertir desde hace décadas. Un estudio de 2015 de doble ciego controlado por placebo concluyó: “(…) la terapia a largo plazo con BCP (péptidos de colágeno bioactivos) administrados oralmente conduce a una mejora de la celulitis y tiene un efecto positivo en la salud de la piel”. En este estudio, las mujeres tomaron colágeno durante al menos seis meses. Se percibieron mejoras desde los tres meses.

Menos arrugas faciales

De acuerdo con un estudio de 2014 publicado en Clinical Interventions in Aging, la reposición de del colágeno ayuda a reducir las arrugas de la piel. Además, un estudio de 2014 de doble ciego controlado por placebo demostró una mejora de la elasticidad de la piel en los sujetos de la prueba que tomaron 2500 mg de colágeno al día durante ocho semanas, en comparación con aquellos que tomaron una píldora de placebo. Otro estudio de 2012 demostró una mejora en las arrugas y la resequedad cuando se tomaban 1000 mg de colágeno durante 12 semanas.  

Un estudio de 2016 publicado en Journal of Science of Food and Agriculture concluyó que el uso de colágeno oral “condujo a más mejoras en las enfermedades de la piel facial, incluyendo la hidratación, la elasticidad, las arrugas y la aspereza de la piel facial”.

¿Puede el colágeno prevenir el envejecimiento de la piel? Un estudio de 2008 concluyó: “(…) el péptido de colágeno es beneficioso como suplemento dietético para suprimir los daños en la piel y el fotoenvejecimiento inducidos por los rayos UVB. Un estudio de 2015 publicado en Journal of Cosmetic Dermatology informó resultados similares al tomar suplementos de colágenos. Los investigadores concluyeron que los suplementos de colágeno reducían el envejecimiento de la piel. En otras palabras, añadir colágeno a sus suplementos podría ayudar a una persona a mantener un aspecto más juvenil. Dosis recomendada: según indique la etiqueta.

Aceite de pescado omega-3

Se cree que los aceites de pescado omega-3 no solo tienen beneficios para el corazón, sino que, de acuerdo con algunos estudios, también podrían tener efectos contra el cáncer de piel. Los ácidos grasos esenciales omega-3 constan principalmente de ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Un estudio de 2014 publicado en Nutrition Journal demostró que la mayoría de los estadounidenses no consumen suficientes aceites esenciales omega-3.  Otras personas de Europa, Rusia y Asia también están en peligro, especialmente si casi nunca consumen alimentos ricos en omega-3. Estas fuentes alimentarias incluyen el pescado (la caballa, el bacalao y el salmón están entre los más ricos), las nueces, las semillas de chía, las semillas de linaza, las semillas de cáñamo y el natto.

Un estudio de 2016 publicado en Journal of Clinical Medicine concluyó que hay pruebas considerables de que tomar suplementos de ácidos grasos omega-3 podría ayudar a reducir los cánceres de piel de células basales y de células escamosas (no tuvo efectos en el cáncer de piel tipo melanoma). Un estudio de 2006 demostró beneficios similares. Dosis recomendada: 1000 mg hasta dos veces al día.

El extracto de corteza de pino protege la piel

El extracto de corteza de pino o Pycnogenol ayuda a proteger la piel al mismo tiempo que ayuda al cuerpo a regenerar el tejido. Su fuerte poder antioxidante puede ayudar a proteger contra los daños de la luz solar ultravioleta cuanto se toma oralmente o se aplica tópicamente en el rostro. Las propiedades antioxidantes ayudan a proteger el colágeno y el tejido elástico contra el estrés oxidativo, la causa principal del envejecimiento de la piel. Dosis recomendada: suplementos orales, según sugiera la etiqueta. Pycnogenol de uso tópico aplicado directamente a la piel, según indique la etiqueta.

Vitamina B3 (nicotinamida)

La nicotinamida desempeña una función importante a la hora de reparar el daño de la piel. Un estudio de 2017 demostró que la ingesta regular de vitamina B3 reducía el riesgo de desarrollar queratosis actínica, un precursor del cáncer de piel. Un estudio de 2010 también respaldó el beneficio de la vitamina B3 en la protección de la piel.

Dosis recomendada: según indique la etiqueta. (Nota: Ciertas personas podrían experimentar enrojecimiento de la piel).

Vitamina C

La vitamina C, ácido ascórbico, es una de las vitaminas más investigadas. Es hidrosoluble, lo que significa que cualquier exceso de esta sustancia en el cuerpo se eliminará en la orina. La vitamina C es un potente antioxidante que se encuentra en muchas frutas y verduras frescas, incluyendo las siguientes:

  • Guayaba
  • Papaya
  • Pimientos
  • Kiwi
  • Naranja
  • Fresas
  • Piña
  • Brócoli
  • Repollo

Consumir una dieta rica en vitamina C es una buena manera de optimizar este importante antioxidante. La vitamina C oral también tiene muchos beneficios para la piel. Un estudio de 2018 en el que se tomaba vitamina C oralmente junto con la proteína colágeno mostró una mejora significativa en la salud de la piel tras solo 12 semanas. Asimismo, la aplicación de vitamina C tópica directamente en el rostro y otras partes del cuerpo es útil a la hora de proteger la piel contra el daño solar de acuerdo con los estudios. Dosis oral recomendada: 1,000 mg dos veces al día. Vitamina C de uso tópico, según indique la etiqueta.

Vitamina E

Un estudio de 1996 demostró que la vitamina C, tomada conjuntamente con 1000 UI de vitamina E podría prevenir las quemaduras solares. La vitamina E de uso tópico también es utilizada por muchos para ayudar a mantener la piel saludable.

Aspirina   

La aspirina, técnicamente una medicina, se obtiene a partir de plantas. Este medicamento sin receta se toma frecuentemente con dosis de 81 a 162 mg al día por parte de personas en peligro para ayudar a prevenir ataques al corazón y derrames cerebrales. La aspirina es uno de los medicamentos más antiguos, ya que empezó a utilizarse hace más de 2000 años, cuando se extraía de la corteza del sauce. Un estudio de metaanálisis de 2015 (que examinaba los datos de otros nueve estudios) publicado en The Journal of Investigative Dermatology demostró que los usuarios habituales de aspirina, en comparación con personas que no la consumen, tenían un 18 por ciento menos de probabilidades de desarrollar un cáncer de células escamosas. Un estudio de 2016 también demostró que la aspirina podría ayudar a prevenir el cáncer de células basales. Pregunte a su médico si la aspirina es adecuada para usted, ya que algunos usuarios diarios también podrían estar en peligro de desarrollar una úlcera de estómago. Las personas de más de 50 años tienden a beneficiarse más que las menores de dicha edad.

Referencias:

  1. European  Journal of  Dermatology. 2018 Apr 1;28(2):186-201. doi: 10.1684/ejd.2018.3251.
  2. Accessed  May 27, 2018 https://www.healthline.com/health/beauty-skin-care/fitzpatrick-skin-types#skin-types
  3. Yuan J.P., Peng J., Yin K., Wang J.H. Potential health-promoting effects of astaxanthin: A high-value carotenoid mostly from microalgae. Mol. Nutr. Food Res. 2011;55:150–165. doi: 10.1002/mnfr.201000414.
  4. Rao A.R., Sindhuja H.N., Dharmesh S.M., Sankar K.U., Sarada R., Ravishankar G.A. Effective inhibition of skin cancer, tyrosinase, and antioxidative properties by astaxanthin and astaxanthin esters from the green alga Haematococcus pluvialis. J. Agric. Food Chem. 2013;61:3842–3851. doi: 10.1021/jf304609j
  5. Chem Biol Interact. 2018 Apr 1;285:40-47. doi: 10.1016/j.cbi.2018.02.034. Epub 2018 Feb 27.
  6. Schunck M, Zague V, Oesser S, Proksch E. Dietary Supplementation with Specific Collagen Peptides Has a Body Mass Index-Dependent Beneficial Effect on Cellulite Morphology. Journal of Medicinal Food. 2015;18(12):1340-1348. doi:10.1089/jmf.2015.0022.
  7. Borumand M, Sibilla S. Daily consumption of the collagen supplement Pure Gold Collagen® reduces visible signs of aging. Clinical Interventions in Aging. 2014;9:1747-1758. doi:10.2147/CIA.S65939.
  8. Skin Pharmacol Physiol. 2014;27(1):47-55. doi: 10.1159/000351376. Epub 2013 Aug 14.
  9. Schwartz SR, Park J. Ingestion of BioCell Collagen®, a novel hydrolyzed chicken sternal cartilage extract; enhanced blood microcirculation and reduced facial aging signs. Clinical Interventions in Aging. 2012;7:267-273. doi:10.2147/CIA.S32836.
  10. Inoue, N., Sugihara, F. and Wang, X. (2016), Ingestion of bioactive collagen hydrolysates enhance facial skin moisture and elasticity and reduce facial ageing signs in a randomised double-blind placebo-controlled clinical study. J. Sci. Food Agric., 96: 4077–4081. doi:10.1002/jsfa.7606
  11. Midori TANAKA, Yoh-ichi KOYAMA & Yoshihiro NOMURA (2009) Effects of Collagen Peptide Ingestion on UV-B-Induced Skin Damage, Bioscience, Biotechnology, and Biochemistry, 73:4, 930-932, DOI: 10.1271/bbb.80649
  12. Asserin, J., Lati, E., Shioya, T. and Prawitt, J. (2015), The effect of oral collagen peptide supplementation on skin moisture and the dermal collagen network: evidence from an ex vivo model and randomized, placebo-controlled clinical trials. J Cosmet Dermatol, 14: 291–301. doi:10.1111/jocd.12174
  13. Papanikolaou Y, Brooks J, Reider C, Fulgoni VL. U.S. adults are not meeting recommended levels for fish and omega-3 fatty acid intake: results of an analysis using observational data from NHANES 2003–
  14. 2008. Nutrition Journal. 2014;13:31. doi:10.1186/1475-2891-13-31.
  15. Black HS, Rhodes LE. Potential Benefits of Omega-3 Fatty Acids in Non-Melanoma Skin Cancer. Brown L, Rauch B, Poudyal H, eds. Journal of Clinical Medicine. 2016;5(2):23. doi:10.3390/jcm5020023.
  16. Cancer Detect Prev. 2006;30(3):224-32. Epub 2006 Jul 26.
  17. Hautarzt. 2017 May;68(5):354-358. doi: 10.1007/s00105-017-3980-x.
  18. Photochem Photobiol Sci. 2010 Apr;9(4):578-85. doi: 10.1039/b9pp00146h.
  19. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2018 Apr 30;11:195-201. doi: 10.2147/CCID.S150269. eCollection 2018.
  20. Al-Niaimi F, Chiang NYZ. Topical Vitamin C and the Skin: Mechanisms of Action and Clinical Applications. The Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology. 2017;10(7):14-17.
  21. J Am Acad Dermatol. 1998 Jan;38(1):45-8.
  22. Journal of  Investigative Dermatology. 2015 Apr;135(4):975-983. doi: 10.1038/jid.2014.531. Epub 2014 Dec 18.
  23. J Am Acad Dermatol. 2016 Jan;74(1):108-119.e1. doi: 10.1016/j.jaad.2015.08.034. Epub 2015 Oct 1.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Cómo mantener su salud con la medicina ayurvédica

Bienestar

Envoltorios para comida reutilizables hechos en casa con cera de abejas

Bienestar

L-Serina: Un nuevo enfoque radical para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), p