checkoutarrow
ES
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Aceite de orégano para la Temporada de Resfriado y Gripe

27 Abril 2017

El aceite de orégano puede ser beneficioso durante la temporada de resfriados y gripe.

El aceite de orégano silvestre, específicamente el Origanum vulgare o el Thymus capitatus, es uno de los remedios más poderosos que puedes usar para tratar un resfriado o gripe. Para disfrutar de los beneficios potenciales de esta planta medicinal, asegúrate de comprarla en un lugar confiable.

El aceite de orégano es tan potente en gran parte gracias a algunos de sus componentes principales, incluyendo el ácido rosmanírico, timol, el beta-cariofileno y la naringina. Esta combinación contiene propiedades antihistamínicas, antisépticas, de fortalecimiento del sistema inmunológico, curativo y refrescante.

Hay algunas formas sencillas que puedes usar para tomar aceite de orégano para tu resfriado o gripe que harán que te sientas mejor inmediatamente. Puedes añadir varias gotas a algo de zumo de naranja, o bien a una cucharada de aceite de coco o aceite de oliva.

La dosis general para tratar resfriados y la gripe es de 2 o 3 gotas, tres o cuatro veces al día. Para obtener resultados más rápido, un médico sugiere aguantar algunas gotas debajo de la lengua durante unos 5 minutos.

También puedes hacerte con cápsulas de aceite de orégano. Tómalas de acuerdo con las instrucciones del envase. Existe jarabe de aceite de orégano, creado solo para niños pequeños.

Habla con tu médico antes de tomar aceite de orégano. Normalmente no se recomienda a personas con enfermedades del corazón, hipertensión, mujeres embarazadas, lactantes, o niños menores.

Asegúrate de adquirir Aceite de Orégano la próxima vez que visites iHerb.

Referencia

  1. Donsky, A.; Why You Need Oil of Oregano for Cold and Flu Season; Care2 Website; Accessed 10/27/16

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

5 deficiencias de minerales comunes

Bienestar

Reinicie su reloj biológico para los cambios estacionales

Bienestar

Salud femenina: Los probióticos y el intestino