header_search header_signed-out header_signed-in header_cart sharefilled circlex circleexclamation iherbleaf
checkoutarrow
ES
agregado al carrito de compras
Total:
Descuento:
Juntos:
Cantidad:
Total de Pedido:
Proceder a Pagar
Clientes tambien compraron:
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Consejos ayurvédicos para hallar el equilibrio en otoño

19 Octubre 2017

El ayurveda es una técnica médica hindú de hace 5000 años. Al contrario que los métodos de medicina americana que dependen sobre todo de las inyecciones y los suplementos para curar las enfermedades, el ayurveda usa el tratamiento con hierbas, la terapia del masaje, la respiración del yoga y la dieta para equilibrar el cuerpo.

De acuerdo con el sistema ayurvédico, a cada persona la gobierna una combinación de una o más doshas, el elemento que gobierna todo el movimiento en el cuerpo y en la mente. Estas incluyen la pitta, la kapha, y el vata dosha. La influencia de estas doshas se encuentra en nuestro tipo de cuerpo y nuestro patrón de pensamiento y se incrementa según la época del año. El vata dosha suele aumentar en otoño.

Las cualidades del vata son movilidad, luz, imprevisibilidad y resequedad y se pueden observar estas cualidades en el exterior cuando las temperaturas descienden, fluctúan y el viento adquiere velocidad, así como cuando las hojas se secan y se hacen quebradizas. Estos cambios afectan también a nuestra mente y a nuestro cuerpo. Estas son algunas señales que indican que la vata dosha se está descontrolando:

  • Resequedad de la piel, los labios y las fosas nasales
  • Dolores de oídos y zumbidos
  • Hinchazón, estreñimiento y gases
  • Hiperactividad, incluido el hablar de forma impulsiva
  • Insomnio y patrones interrumpidos del sueño
  • Manos y pies fríos y sensibilidad al frío
  • Debilidad, inquietud y fatiga
  • Olvidos y una concentración pobre
  • Nervios, temor y ansiedad

Estos son 13 consejos para mantener el equilibrio durante el otoño. En este artículo:

Limpie y proteja los senos paranasales

Raspe la lengua

Coma alimentos calientes

Baje el ritmo

Beba chai

Tome algo antes de dormir

Hidratación a base de grasas saludables

Dese un masaje con aceite

Medite

Sude todos los días

Deténgase a percibir los aromas

Mantenga el cuerpo caliente

Vierta el vinagre 

1. Limpie y proteja los senos paranasales

Médicos ayurvédicos de renombre recomiendan el nasya, un tratamiento nasal con poderes medicinales y aceites y el neti wash, un método sencillo de irrigación nasal para prevenir y tratar los resfriados. El neti wash ayuda a eliminar el exceso de mucosidad, los virus, bacterias y el polvo. Mezcle un cuarto de cucharadita de sal sin yodo en una taza de agua hervida, destilada o filtrada previamente en un rinocornio. Introduzca la punta del rinocornio en el orificio nasal superior, mientras se inclina sobre un lavabo y mueve la cabeza ligeramente de lado a lado. Deje que fluya la solución salina por las fosas nasales y salga por la parte inferior. Repita el procedimiento tres veces en cada orificio nasal mientras se suena la nariz suavemente para eliminar la mucosidad de las fosas nasales. Los estudios muestran que la irrigación salina nasal ayuda a luchar contra los resfriados, las alergias estacionales y los síntomas sinusales crónicos. También ayuda a prevenir la reaparición de la gripe y los resfriados en los niños

2. Raspe la lengua

El ayurveda afirma que uno puede aprender mucho sobre lo que pasa en su cuerpo si observa las características de la lengua. Puede incluso ayudarle a uno a saber cómo debe de empezar el día. Un cuerpo con un tracto digestivo limpio y los órganos sanos tiene una linda lengua rosa. Sin embargo, un cuerpo que no ha digerido toda la comida y con los órganos obstruidos tiene una capa de película, pelusilla y protuberancias aparte de las papilas gustativas. La presencia de aquellas últimas indica que uno tiene toxinas en el cuerpo de las que tiene que deshacerse. Para eliminarlas, es importante desintoxicarse con zumos desintoxicantes, con una limpieza completa o buscar la ayuda de un médico ayurvédico certificado para que le ponga un régimen individualizado. No obstante, primero raspe las toxinas de la lengua para evitar que vuelvan al sistema digestivo, Para lograrlo, use el borde de una cuchara de acero inoxidable o un limpiador de lengua. Se puede comprar un limpiador de lengua en línea o en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables. Los limpiadores de acero inoxidable son los más adecuados porque no se oxidan. Así que, raspe la lengua suavemente, de atrás hacia adelante para que esté despejada y limpia.

3. Coma alimentos calientes

Cocine a fondo las comidas y sírvalas calientes durante el otoño. Evite los alimentos secos como las palomitas, las galletas crackers, las barras de cereales, las frutas y los frutos secos. Evite también los batidos de frutas crudas, las ensaladas y los zumos. Es esencial seguir sus propios instintos y aumentar la ingesta de avena, caldos, sopas y estofados, especialmente los que contengan hortalizas. También ayuda el tomar especias calientes como el jengibre, el hinojo, la cúrcuma, la canela y el cardamomo.

4. Baje el ritmo

Cuando se produce un desequilibrio del vata, es hora de que el cuerpo baje el ritmo. Tómeselo con calma con los ejercicios en el gimnasio. Evite estiramientos estáticos, prolongados, que son agotadores y extenuantes. En vez de eso, céntrese en ejercicios que creen estabilidad y fortaleza en las articulaciones. Pruebe el yoga, los largos paseos y andar en bicicleta.

5. Beba chai

Compre un té de albahaca santa, también conocida como tulsi, en una herboristería cercana. Para los bebedores de café, una buena opción es hacer té chai con leche y endulzarlo con miel, ya que el café es amargo y se opone al vata. Evite también el agua fría y las cervezas frías, ya que tienden a ralentizar la digestión.

6. Tome algo antes de dormir

El tomar leche caliente con miel antes de acostarse en bueno para el vata. Si añade algunas especias calientes le ayudará a conectar con la tierra y la proteína le ayuda a relajar el cuerpo antes de dormir.  

7. Hidratación a base de grasas saludables

Es vital aumentar la ingesta de grasas saludables. Como los alimentos vata son secos, tome alimentos que hidrate el cuerpo desde el interior. Entre las opciones más excelentes están el ghee, el aceite de coco, la semilla de lino y el aguacate. Para los veganos, la mejor opción es la leche de coco. A otros, les irán bien los productos lácteos.

8. Dese un masaje con aceite

Un masaje con aceite relaja el sistema nervioso, nutre la piel, alimenta los tejidos internos del cuerpo y elimina las impurezas de la sangre. Al igual que una maquina requiere ser engrasada, nuestros cuerpos necesitan la lubricación para protegerlos del desgaste producido por el medioambiente y, también por el mero placer. Estos son algunos de los mejores aceites para cada dosha.

Cuando los frote directamente sobre la piel, use aceites orgánicos prensados en frío. Uno debe de preparar el baño, meterse en la bañera, y llenarla varios centímetros con agua caliente para mantener el cuerpo caliente mientras lo masajea. Esto evita que el resto de la casa se ensucie.

Caliente suavemente el aceite antes de empezar, vertiendo un cuarto de taza de aceite en una botella de plástico trasparente con  tapa de rosca. Ponga la botella en una taza con agua hirviendo y déjela ahí hasta que esté caliente. Debe de asegurarse de que dispone de una toalla limpia para secarse después del baño.

El masaje ayurvédico se hace con los dedos, así como con las palmas y base de las manos. Use movimientos circulares en el abdomen y las articulaciones y movimientos arriba y abajo en las extremidades. Después de terminar, deje el aceite en el cuerpo durante 30 minutos, luego dese un baño o una ducha calientes. El agua caliente abre los poros de la piel de uno y permite penetrar al aceite en los tejidos más profundos del cuerpo.

No obstante, si no se puede dar este tratamiento en particular, reserve una cita para un masaje y pídale al masajista que utilice aceite de sésamo o de almendra.

9. Medite

Tómese un tiempo para meditar. A veces, el parloteo mental continuo de la mente vata puede ser bastante insoportable. Por eso, para prevenir las ocasionales olas abrumadoras de ansiedad, empiece el día con una sesión de 15 minutos de meditación. La meditación está entre las prácticas esenciales de la vida. No obstante, suele ser fácil no hacerla. Tomarse el tiempo cada día para contemplar puede mejorar notablemente su bienestar.

10. Sude todos los días

El sudor, conocido también como svedana, es un complemento excelente en cualquier régimen de limpieza y ayuda a desintoxicar el sistema a una mayor escala. La mejor manera de hacerlo es darse un baño de jengibre, de vapor o una sauna. En el otoño, prevalece la resequedad. Por lo que es esencial darse un masaje con aceite inmediatamente antes o después de sudar para prevenir la deshidratación. Aplique diariamente una de estas técnicas para sudar de tres a siete días antes de limpiar el cuerpo, cada día durante la limpieza y tres veces por semana, después de limpiarlo.

11. Deténgase a percibir los aromas

Los aceites esenciales de origen natural que se hallan en las flores, la corteza, las raíces y los tallos de ciertas plantas se han usado tradicionalmente para tratar los desequilibrios físicos y emocionales. Sus cualidades aromáticas pueden ser bastante estimulantes y relajantes. Poner unas pocas gotas en los puntos de pulsación o simplemente olerlo puede ser muy terapéutico.

12. Mantenga el cuerpo caliente

Es esencial mantener el cuerpo caliente. Use ropas en capas, dese un baño relajante con aceites de baño, sales de baño o incluso un simple baño de burbujas antes de acostarse y, cuando esté en el exterior, póngase una bufanda en el cuello porque la garganta es muy vulnerable al frío.

13. Vierta el vinagre

Para una hidratación óptima, beba más líquidos, evitando el hielo. Es más fácil para las células absorber agua caliente, aunque sea gaseosa. Las bebidas frías impiden una buena digestión. Lo primero que hay que hacer por la mañana es beber agua caliente con jengibre rallado, limón y un toque de vinagre de sidra de manzana para hidratar y alcalinizar el cuerpo. A lo largo del día, beba agua a temperatura ambiental y, por la noche, beba infusiones.

El otoño es una estación acompañada con frecuencia de gripes, resfriados y todo tipo de infecciones sinusales. Sin embargo, si sigue los consejos de arriba para prepararse para el tiempo frío, evitará estos problemas y estará sano durante toda la estación. Así que limpie y proteja los senos paranasales, comiendo alimentos calientes, meditando y dándose un masaje para mantenerse saludable.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Métodos naturales para tratar el tech neck (cuello tecnológico)

Bienestar

¿Qué es la belleza kósher?

Bienestar

Cómo aliviar las alergias de manera natural